Historia

El inicio de la actividad de este volcán surge hace 200 mil años. Su historia y evolución reflejan un complicado proceso de crecimiento e interacción con los extensos glaciares alojados en toda la región durante las glaciaciones, los que con su inmenso poder erosivo, desmantelaron su estructura en varias oportunidades. La parte superior del edificio actual fue construida íntegramente en el período post-glacial, motivo por el cual se observa una buena preservación de su morfología cónica. Hacia finales del siglo XIX aun se podía apreciar el interior de su cráter principal, el cual según los registros presentaba una débil actividad fumarólica.

Comportamiento Eruptivo.

El comportamiento eruptivo histórico del volcán Osorno se ha caracterizado esencialmente por episodios predominantemente efusivos y de baja explosividad, como erupciones hawaiianas a estrombolianas, que se asocian con la evacuación de basaltos y andesitas basálticas1, rasgo común en otros volcanes de los Andes del Sur. Pese a esta conducta relativamente tranquila, existen evidencias de actividad explosiva en el periodo postglacial, como eventos vulcanianos, e incluso subplinianos, asociados a la evacuación de escasos magmas dacíticos, mientras el estilo eruptivo dominante

foto historia1

Glaciar

En la actualidad, tanto la cumbre del volcán como su cráter principal se encuentran completamente cubiertos por un glaciar permanente.

Composición química y productos eruptivos

La composición química de los productos emitidos por el volcán son basaltos y andesitas basálticas durante la mayor parte de su historia, y sólo en una de sus etapas presenta composiciones evolucionadas a productos dacíticos en centros adventicios menores. Los principales productos son lavas usualmente inferiores a 2 m de espesor, y piroclastos típicamente negros, de tamaño centimétrico a decimétrico, que se acumulan en capas de espesor variable, pudiendo alcanzar varios metros de espesor en las proximidades de los centros de emisión.

Peligros asociados

Uno de los principales peligros volcánicos está relacionado con la generación de lahares por fusión repentina de parte del glaciar que corona la cima. Estos flujos de detritos alcanzarían mayor volumen y movilidad en época invernal a causa de la mayor cobertura de nieve. Adicionalmente, la dispersión y caída de piroclastos es un proceso con capacidad de afectar a la región adyacente al volcán, particularmente aquella situada hacia el este, donde se han registrado depósitos con espesores decimétricos y partículas de diámetro mayor que 6 cm, a 14 km del volcán. Aunque de menor probabilidad, es también posible la ocurrencia de flujos piroclásticos que, según su movilidad, podrían afectar el área circundante dentro de un radio de 20 km.

Zona de interés

El área que contempla este estudio comprende las inmediaciones del centro de ski, en el flanco suroeste del volcán. Esta zona se encuentra relacionada principalmente con la erupción del año 1835.